¿Qué proteínas debe evitar tu perro?

colico equino
Cólico equino, una de las enfermedades más comunes y graves
19 octubre, 2018

¿Qué proteínas debe evitar tu perro?

proteinas perros

¡Hola de nuevo! Vuelvo a hablar de un tema que a mi particularmente me encanta, como es el de la alimentación. En este caso, me voy a encargar de hablar sobre las proteínas en la alimentación de un perro y os voy a responder a una cuestión que muchos de vosotros me habéis realizado: ¿son todas las proteínas buenas para nuestro perro? ¿Hay algunas que se deban evitar?

La proteína, un grupo nutricional indispensable en la alimentación del perro

La realidad es que, a diferencia de los carbohidratos y las grasas, las proteínas son el único componente indispensable para su “supervivencia”. Es decir, no podríamos alimentar a nuestro perro solo con una dieta específica de grasas o de carbohidratos, pero sí exclusivamente de proteínas, ya que dan el aporte energético necesario y se encargan de metabolizarlo, participando activamente en la fisiología de su organismo.

Ahora, bien, como ya habrás adivinado, que nuestro perro sobreviviera con esta dieta, la realidad es que no lo haría con una buena calidad de vida. Eso está claro. En el equilibrio está la virtud, y más en temas como la alimentación.

Sin embargo, sí que debemos de tener en cuenta que el perro es un animal con una impresionante capacidad para digerir altas cantidades de proteínas. De igual manera, son fundamentales para su correcto funcionamiento, a tenor de las diferentes funciones que realizan.

De hecho, las podemos dividir en dos tipos para discernir su importancia vital en el día a día de nuestro amigo canino: las proteínas estructurales y las metabólicas.

En primer lugar, cuando hablamos de las proteínas estructurales, nos referimos a aquellas que se encuentran inherentes en diferentes tejidos del animal, constituyendo los huesos, tendones y músculos del mismo.

Ya con este tipo de proteínas, vemos su importancia, ¿verdad? Pues aun hay más. Las proteínas metabólicas se encargan de sintetizar los diferentes nutrientes, donde podemos incluir las enzimas y hormonas, por lo que catalizan todo el proceso metabólico del animal y aseguran su correcta fisiología.

Por eso, cuando se le da una dieta pobre en proteínas, el perro pronto comenzaría a notarlo, así como tú también lo harías, mostrando síntomas claros de debilidad o pérdida de peso.

Proteínas que no debe ingerir un perro

Ahora que ya hemos visto para qué sirven las proteínas para el funcionamiento del organismo de nuestro perro, vamos a señalara cuáles no debería de ingerir y asegurarle una mejor calidad de vida.

Las primeras proteínas que se deben de apartar de su dieta son aquellas que permitan una mejor digestión. Aquellos alimentos de baja calidad están relacionados con la mala digestibilidad de las proteínas, debido a una carencia de aminoácidos y que hacen que no cumplan su función. Así, aquellas que no la cumplen son desechadas por el perro a través de la orina, generando problemas renales.

Precisamente, si tu perro tiene problemas de insuficiencia renal, algo común en los perros de edad avanzada, tienes que tener cuidado con el balance proteínico de su dieta, centrándonos en proporcionarle alimentos bajos en fósforo, ya que lo puede dañar.

Teniendo cuidado en estos dos aspectos, como siempre os digo, en la alimentación hay que mantener un equilibrio dietético. ¡Espero que os haya sido útil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *