Cólico equino, una de las enfermedades más comunes y graves

dia mundial animales
Día Mundial de los Animales, un día para celebrar y reflexionar
4 octubre, 2018

Cólico equino, una de las enfermedades más comunes y graves

colico equino

¡Hola a todos! Como bien sabéis, suelo tratar temas relacionados con los perros o los gatos, pero los caballos son, probablemente, los animales que más me gustan, ¡son fascinantes!

¿Y por qué lo son? La verdad es que por un lado, me maravilla su carácter templado y tranquilo, lo que le hace un animal perfecto para ayudar a personas con discapacidad, por ejemplo, pero no solo eso. Desde un punto de vista anatómico, también es un animal muy peculiar.

Precisamente, una de las cuestiones más interesantes de su anatomía es su sistema digestivo. ¿Sabías que el intestino de un caballo supera los 30 metros de longitud? ¡Es una pasada! Sin embargo, su estómago es demasiado pequeño para asimilar toda la comida que ingiere al día, por lo que es probable que sufra un cólico equino. Precisamente, es de esta enfermedad de la que hoy os quiero hablar.

El cólico equino es un síndrome por el cual existe un aumento de volumen y presión de algunos de los segmentos digestivos del caballo, produciendo un fuerte dolor abdominal y que, de no ser tratado de manera adecuada, puede llegar a provocar la muerte del animal.

¿Cuáles son las causas de un cólico equino?

Existen diversos motivos por las cuales un caballo puede padecer un cólico equino. Uno de los más comunes suele ser la mala alimentación del caballo, ya sea por exceso o por defecto. En este post, os hablamos de la comida que necesita un caballo en función de su peso y de la intensidad de ejercicio que realiza. Muchas veces, este exceso contiene una dieta muy rica en energía y proteína, además de una fibra difícil de digerir.

Para evitar dañar el aparato digestivo del caballo, también es necesario centrarse en el agua que bebe nuestro caballo. Así, el agua sucia o en malas condiciones también le puede provocar un cólico.

Por último, cabe resaltar que ciertos parásitos también afectan el aparato digestivo. Para evitarlo, lo mejor es realizar una desparasitación interna en consonancia con lo que nos marque nuestro veterinario. ¡Os hablo de este tema aquí!

Síntomas del cólico equino

Los síntomas del cólico equino se presentan en función de la gravedad del mismo. Cuando se trata de un cólico leve, podrás comprobar que el animal se muestra más intranquilo de lo habitual, pateando el suelo o mirándose el costado.

Si es más moderado, puede que orine con más frecuencia, mientras que si es grave, se revuelca por el suelo y sude mucho más. Dependiendo de su gravedad, será necesario que lo supervise un veterinario, evidentemente.

Tratamiento del cólico equino

Si el cólico es leve, deberemos de procurar que el caballo se levante y ande un rato. Con esto, lo que evitamos es la torsión intestinal que puede sufrir al revolcarse por el suelo, además de que paliará su ansiedad. Es más, puede que, tras este paseo, libere los gases que le producen la presión abdominal e incluso estercole. Eso sí, que no camine más de 30 minutos para que no se agote.

En caso de ser muy grave, el veterinario tendrá que vaciar el contenido gástrico para evitar las constantes dilataciones del estómago, ya que su posible ruptura en estas dilataciones es lo que le causaría la muerte al caballo. También se le puede suministrar laxantes para acelerar el movimiento de heces.

Prevención del cólico equino

Como siempre, el mejor tratamiento es la prevención.  Para ello, hay que prestar especialmente atención a la calidad y cantidad de comida que ingiere nuestro caballo, un correcto tratamiento de desparasitación y la no administración de agua muy fría.

Ya sabéis, el caballo es un animal muy hermoso y grande, ¡pero también muy sensible ala dieta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *